El laboratorio de idiomas crea un entorno de aprendizaje mucho más eficaz que las tradicionales aulas de enseñanza potenciando las capacidades de los alumnos y permitiendo un alto grado de inmersión y de atención a la diversidad.
El laboratorio de idiomas en nuestra institución fomenta la participación y la integración de los alumnos en los diferentes ejercicios y esto se ve reflejado, por ejemplo, en el tiempo que emplean los alumnos en hablar en otro idioma durante la clase. En una clase tradicional la duración del porcentaje de tiempo que emplean los alumnos en hablar en el idioma que están estudiando es mucho más bajo que en un aula con laboratorio de idiomas donde el porcentaje de tiempo empleado es mucho más alto. Además, es necesario tener en cuenta que estas cifras pueden llegar a ser más altas dependiendo de los ejercicios que se desarrollen en la clase.
Nuestro laboratorio ofrece una serie de ventajas frente a los sistemas tradicionales de enseñanza; permiten que varios alumnos hablen e interactúen al mismo tiempo, se pueden grabar todas estas intervenciones, enviar ejercicios diferentes a varios grupos de alumnos, trabajar con videos, karaoke, etc.
Además de esto, el uso del laboratorio de idiomas permite a los estudiantes acceder a la información de forma rápida y sencilla, desarrollar en el aula innumerables tipos de ejercicios, etc. personalizando el proceso de aprendizaje, fomentando la creatividad, la innovación y la formación continua. E laboratorio de idiomas también favorece un alto grado de desarrollo de habilidades, el trabajo en equipo y colaborativo eliminando las barreras socio-temporales.
Nuestro laboratorio de idiomas cuenta con 25 cabinas equipadas con audífonos, un panel de control de actividades para el docente, 2 televisores y una computadora con conexión a internet.

foto1                                               foto2